24 ene. 2014

Arreglo con frascos reciclados

Hoy te quiero mostrar cómo hacer un regalo utilizando los frascos vacíos que te sobren en tu casa.

Lo que vas a necesitar es lo siguiente:

    •    Lavandas
    •    Margaritas
    •    Claveles
    •    Encaje
    •    Campanitas de Irlanda
    •    Listones de varios colores
    •    Frascos de vidrio - estos no los compres, si tienes frascos que te sobren, utilízalos, así vas a ahorrar mucho dinero, además, no todos deben ser del mismo tamaño.

Lo primero que vas a hacer es escoger los frascos que vas a usar, no debes usar forzosamente todos, en esta ocasión yo utilicé 5 a pesar de tener más en mi casa. Ahora acomódalos de la manera que más te guste sobre la mesa.

Lo siguiente que hice fue tomar mis margaritas y las puse dentro de un frasco grande, luego tome mis claveles y los puse dentro de un frasco más pequeño pero un poco más ancho. A continuación tomé mis lavandas y las puse dentro de un frasco mas delgado y mas bajo que los otros dos.  Luego, el encaje lo metí en un frasco de mermelada, las campanitas de Irlanda en un frasco muy pequeño.

Ahora ponles un poco de agua a las flores.

Es muy sencillo de hacer esto, puedes usar las flores que quieras y los frascos que quieras, recuerda que aquí solamente te doy las ideas para que tu te animes a hacer estas cosas. No tengas miedo de equivocarte, esto es ensayo y error. Yo use las flores que te comento porque también son algunas que me sobraron de otros arreglos que hice. Este arreglo está pensado para que no gastes dinero, para que utilices lo que tienes en tu casa.

Finalmente, tomé unos listones de diferentes colores y anchos y los amarré alrededor de mis frascos de tal manera que cada listón combinara con el color de mis flores.



Espero te haya gustado este arreglo con materiales reciclados.

Recuerda, soy Alejandra Coghlan y estás en mi casa que es tu casa.

Me puedes encontrar en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Template by Pink + Lola